domingo, 27 de julio de 2014

Función de las Reservas

Protección Civil y Asuntos Territoriales

 Tareas de protección civil en Neuquén


La función general de Asuntos Territoriales comprende todas las actividades de interés militar directo y aquellas que en alguna medida puedan influir en éstas, sobre las cuales se vincularán las Fuerzas Armadas con las autoridades civiles y la población, para apoyar fundamentalmente las operaciones militares, con la suficiente previsión y eficacia.

Cualquier plan o actividad de carácter militar que encierre puntos de contacto con la población civil o sus organizaciones, o que ejerza influencia sobre ellos, puede ser clasificada como una operación de Asuntos Territoriales, con independencia de la ubicación física de la operación o de la magnitud orgánica de la unidad militar que participe de ésta.

Estas operaciones las podemos identificar en:

  • movilización militar,
  • apoyo a la comunidad,
  • defensa civil,
  • gobierno,
  • operaciones psicológicas de consolidación,
  • desmovilización,
  • preparación territorial y
  • apoyo a la seguridad territorial.

Para el cumplimiento de su misión, son muchas las actividades que se encuentran bajo la responsabilidad de los elementos de Asuntos Territoriales. Por eso y para lograr identificarlas con mayor claridad, vamos a detallarlas agrupándolas en cuatro funciones:

de Gobierno, Económicas, de Servicios Públicos y Especiales.

A la función de gobierno le comprende:

Todo lo relacionado con la estructura y forma de conducir y administrar el gobierno, así como las normas para el establecimiento de organismos ejecutivos y legislativos, y sus áreas administrativas pertinentes. Ello implica el análisis del sistema jurídico de la zona ocupada y la interpretación y análisis de las leyes internacionales. Es la función que tiene a su cargo el establecimiento y mantenimiento del orden, la seguridad pública, la coordinación con los planes de defensa civil y medidas a tomar respecto a los planes militares para seguridad y control de daños zonales en la zona de retaguardia. Sus integrantes deben realizar las actividades necesarias destinadas a proporcionar a la población civil los medios esenciales para satisfacer sus necesidades básicas, como así también la supervisión de los programas e instrucciones educacionales, incluyendo el cierre o apertura de establecimientos y la selección de personal administrativo y docente.

Por otra parte, las actividades relacionadas con la economía en la zona de responsabilidad son propias de las denominadas funciones económicas de Asuntos Territoriales. Por consiguiente, el desarrollo del comercio, la industria local y la conducción total de todas las actividades comerciales y de producción industrial, los recursos financieros, sistemas de presupuesto, recaudación de impuestos, gastos y manejo de fondos públicos, se encuadran bajo su orbita de responsabilidad.

Asegurar el abastecimiento civil, como actividad de esta función, es además fundamental para el desarrollo de las operaciones, puesto que su éxito dependerá de la capacidad que tenga la población afectada para sostenerse a si misma.

Son atribuciones de la función de servicios públicos de Asuntos Territoriales:

Asegurar el mantenimiento de los servicios públicos, como los de agua, gas, electricidad, recolección de residuos, o bien rehabilitarlos cuando hayan sido suspendidos.

Es además responsabilidad de esta función y de vital importancia para la operaciones militares como así también para el normal desarrollo de las actividades de la población civil la supervisión, coordinación, rehabilitación y mantenimiento de los medios de transporte de la zona que este bajo su control, sean estos, parte de la red caminera, las vías férreas, aéreas, marítimas y/o fluviales.

Por ultimo, entre las funciones especiales destacamos la supervisión de todos los medios de comunicación social:

Esta área específica de la función requiere además especialistas en operaciones psicológicas, quienes contribuirán con el Comandante a través de los medios que se encuentran dentro de su zona de responsabilidad, realizando operaciones psicológicas de consolidación.

En todo conflicto y por más que se hagan todos los esfuerzos necesarios para evitar afectar de cualquier modo a la población civil y evitar daños colaterales, cierto es que antes, durante y en algunos casos después de las operaciones militares se producen migraciones, alguna de ellas masivas, de civiles. Por lo tanto dentro de las funciones especiales, encontramos el control, cuidado, repatriación o reubicación de personas refugiadas, desplazadas y/o evacuadas, en los diferentes campos que se crearan a estos efectos. En algunos casos se pude requerir la asistencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados. Es también responsabilidad de esta función de Asuntos Territoriales la preservación de la libertad de culto, la protección de los centros religiosos y el apoyo a los cleros de todas las religiones para la continuación de sus prácticas.

Nuestra doctrina le asigna al Comandante del Teatro de Operaciones la planificación y conducción de las operaciones de apoyo de asuntos territoriales, debiendo tener presente que no sustituirán a los organismos del gobierno civil excepto cuando la situación así lo aconseje.

En la actualidad, nuestro país no tiene unidades orgánicas de “Asuntos Territoriales”, solamente existen dentro de algunos Estados Mayores de las Grandes Unidades de Combate o Batalla, oficiales de “Asuntos Territoriales” o bien en el ComandoTerritorial (COTERIT).

Por Vicente Ventura Barreiro  
Coordinador del Área de Defensa del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos - CIEE Abogado (Universidad Católica Argentina) Especialista en Administración y Derecho de la Seguridad Pública (Universidad del Salvador y Universidad Carlos III, Madrid).
Fuente: unor.nil.ar
Publicar un comentario