viernes, 7 de septiembre de 2012

Graduación Reserva Naval Uruguay

Ceremonia de Graduación de Guardiamarinas de la Reserva Naval

05/09/2012 | EL PASADO 31 DE AGOSTO DE 2012, EN EL CENTRO DE INSTRUCCIÓN DE LA ARMADA (CIARM), SE LLEVÓ A CABO LA CEREMONIA DE GRADUACIÓN DE GUARDIAMARINAS DE LA RESERVA NAVAL, PERTENECIENTES A LA PROMOCIÓN Nº 28.

La misma contó con la presencia del Señor Comandante de la Flota, Contralmirante Leonardo Alonso, Señor Jefe de Estado Mayor General de la Armada, Contralmirante Daniel Núñez, Señor Director General de Personal Naval, Capitán de Navío (CG) Carlos Abilleira, personal Superior y Subalterno de la Armada Nacional, familiares y amigos.

El acto comenzó con una Revista al Cuerpo de Alumnos, continuando con la entrega a los noveles guardiamarinas de los despachos correspondientes, así como de las espadas que simbolizan el mando, por parte del Contralmirante Leonardo Alonso, en su calidad de Encargado de Despacho del Comando General de la Armada.


Posteriormente hizo uso de la palabra el Señor Jefe del Centro de Instrucción de la Armada (CIARM), Capitán de Navío (CG) Otto Gossweiler, quien, entre otras palabras, expresó su concepto del espíritu de los Reservistas voluntarios y su aporte a la Armada.

UNO DE LOS MOMENTOS MÁS DESTACABLES DE LA CEREMONIA FUE CUANDO EL SEÑOR JEFE DEL CIARM CITÓ TEXTUALMENTE EL RESULTADO DE UN ESTUDIO REALIZADO POR LA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA: "CONSIDERAMOS OPORTUNO PRESTAR ATENCIÓN A INSTITUCIONES COMO LA RESERVA NAVAL A LA HORA DE IDENTIFICAR LAS CARACTERÍSTICAS INTRÍNSECAS EN SU FORMACIÓN, QUE SON DESEABLES Y NECESARIAS EN EL SISTEMA EDUCATIVO DE LA SOCIEDAD CIVIL".

Otro pasaje destacable fue cuando el Capitán de Navío (CG) Otto Gossweiler, refiriéndose al espíritu del Reservista voluntario expresó: “no hay edades para la vocación naval, no es una moda juvenil o un pasatiempo, sino una condición por la cual aquellos ciudadanos que tengan vocación de servicio, se preparan física y mentalmente para asumir el rol que corresponda, en los momentos en que el Mando lo disponga, pero siempre, en circunstancias críticas”.

Luego de haberles tomado el juramento de rigor a los noveles Guardiamarinas de la Reserva Naval y finalizando la ceremonia, pabellones y escolta, seguidos de los noveles Oficiales y del Cuerpo de Alumnos, desfilaron en honor a las autoridades navales y público en general, acompañados de la Banda de Parada de la Armada Nacional. -(REPAR-UVM)

Otro pasaje destacable fue cuando el Capitán de Navío (CG) Otto Gossweiler, refiriéndose al espíritu del Reservista voluntario expresó: “no hay edades para la vocación naval, no es una moda juvenil o un pasatiempo, sino una condición por la cual aquellos ciudadanos que tengan vocación de servicio, se preparan física y mentalmente para asumir el rol que corresponda, en los momentos en que el Mando lo disponga, pero siempre, en circunstancias críticas”.

Luego de haberles tomado el juramento de rigor a los noveles Guardiamarinas de la Reserva Naval y finalizando la ceremonia, pabellones y escolta, seguidos de los noveles Oficiales y del Cuerpo de Alumnos, desfilaron en honor a las autoridades navales y público en general, acompañados de la Banda de Parada de la Armada Nacional. -(REPAR-UVM)

Fuente: visionmaritima.com.uy
Publicar un comentario