viernes, 13 de julio de 2012

Asociación de Granaderos Reservistas

La mejor explicación de lo que es un Granadero Reservista
 
Era el Granadero Reservista más viejo. Don Miguel Cleofo Villarreal había nacido en 1906. En un lejano 1927 había sido custodia y escolta del Presidente Marcelo T. de Alvear, como parte integrante del Regimiento de Granaderos a Caballo "General San Martín".

En 2006, cuando estaba por cumplir los 100 años, la familia le preguntó que quería para su centenario.

Don Miguel Cleofo Villarreal recibiendo la
“Orden Ecuestre Militar Caballeros Granaderos de los Andes”
"¡Trainganme Granaderos!" pidió...
Sus familiares se contactaron con la "Asociación de Granaderos Reservistas de la República Argentina", y para su cumpleaños número cien estuvo rodeado de Reservistas que le brindaron su homenaje y cariño.

Hasta hubieron cámaras de televisión registrando el Centenario de Don Miguel. Y ante la pregunta del periodista de que le hubiese gustado como regalo, el Granadero Centenario dijo: "¡Quiero un uniforme de Granadero!".Sabido es que era imposible cumplir ese pedido, ya que el Uniforme Histórico Nacional de Granadero sólo podían recibirlo instituciones que ameriten tal presente, y no personas.

Pero sin embargo, el Jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo de aquel entonces, Coronel Federico Sidders, dispuso que sí se le obsequiase un Morrión de Tropa... Infinita fue la alegría de aquel hermoso viejo centenario, que orgulloso lució su morrión, el mismo que había portado con hidalguía a los veinte años.

Poco tiempo después, el Arma de Caballería del Ejército Argentino le dió una Condecoración muy especial: la “Orden Ecuestre Militar Caballeros Granaderos de los Andes”. La fotografía que acompaña a éstas líneas lo muestran a Don Miguel recibiendo tan preciada condecoración.

En enero de 2009, ya con 102 años de vida, Don Miguel Cleofo Villarreal desensilló su caballo, entregó su equipo, y forma parte ahora del Escuadrón del Cielo, lugar adonde van todos los Granaderos que han partido, bajo la atenta mirada del General San Martín, que observa orgulloso, sin lugar a dudas, a sus queridos "muchachos".

Fuente: facebook.com/#!/pages/Granaderos-Bicentenario
Publicar un comentario