miércoles, 25 de abril de 2012

Crucero ARA “General Belgrano”

Hace 30 años el “Belgrano” se alistaba para su última navegación
23-4-2012 | Un viernes 23 de abril de 1982, el crucero cargaba combustible, municiones y víveres para partir a la mañana siguiente al teatro de operaciones Malvinas y meterse como una cuña en la historia y la memoria argentinas.

El crucero, amarrado al muelle fueguino, antes de
zarpar al teatro de operaciones Malvinas.
Un día como hoy de 1982, el crucero ARA “General Belgrano” permanecía amarrado en el puerto de Ushuaia, reabasteciéndose de combustible, municiones y víveres, para zarpar al otro día rumbo al teatro de operaciones de Malvinas. Sería su última navegación.

Era viernes, había arribado la tarde anterior y el comandante del buque, capitán de navío Héctor Elías Bonzo, ya les había comunicado que se dirigían a las islas. La gente del “Belgrano” corrió a la oficina de correos para mandar cartas y postales a los seres queridos que habían dejado atrás hacía una semana, en Puerto Belgrano.

“Alcancé a escribir una carta a mi familia y corrí al correo —cuenta el suboficial principal retirado Néstor Cudina—. Que estábamos bien y que nos quedábamos ahí. No quise decirles más nada.”

Muchas llegaron después del hundimiento: “…No tengan miedo, no va a pasar nada (…) espero que esto se arregle pronto así vuelvo a casa (...) estamos todos bien. Hasta siempre. Roberto.” Se la envió a su familia en Punta Alta el suboficial segundo Nicolás Roberto Olariaga, uno de los 323 tripulantes del “Belgrano” que desaparecieron en el hundimiento del crucero, el 2 de mayo de aquel año.

“Al crucero ya lo habían hundido varias veces —cuenta el cabo primero enfermero Ricardo Faleroni, sobreviviente del hundimiento—. Mientras comíamos en la base, una radio uruguaya anoticia del posible hundimiento. ¿Cómo? Salimos todos, nos fuimos a la bahía y lo vimos al crucero ahí. ¡Estaba ahí!”. Después el rumor se repetirá algunas veces durante la navegación.

El buque zarpará a la mañana siguiente, en la oscuridad matinal, alerta, por los canales fueguinos hacia el Atlántico, al teatro de operaciones. El teniente de navío bioquímico Armando Mercado decidirá guardarse para sí una foto mental de ese entonces: el crucero “Belgrano” en la Isla de los Estados, en Parry exterior. “Impresionante, la bahía, esa geografía. Espectacular”.

Ese sábado 24 de abril será la última zarpada del “Belgrano” y la última jornada sin acciones bélicas desde la recuperación de las islas, el 2 de abril.

Fuente: gacetamarinera.com.ar
Publicar un comentario