sábado, 3 de diciembre de 2011

San Martín y el mar

Su interés por lo naval

San Martín, uno de los mas grandes capitanes de la época moderna, fue un genio militar integral. Sabía conducir y combatir; conocía la estrategia y la táctica militar, tanto terrestre como marítima. Los conocimientos de la guerra marítima los adquirió durante su juventud a bordo de la fragata de guerra española “Santa Dorotea” y en las bases navales de Cartagena y de Cádiz.

Jorge González Moreno. San Martín
embarcado en la fragata Santa Dorotea.
Óleo. 1970. EMGE. Buenos Aires.

Como segundo teniente del Regimiento de Infantería Murcia (“El Leal”), se embarcó en dicha fragata el 23 de junio de 1797 y permaneció en ella -y en las bases mencionadas- hasta el 15 de julio de 1798. Durante este tiempo realizó seis campañas navales contra Inglaterra, en el mar Mediterráneo. La “Santa Dorotea”, nave de 614 toneladas, estaba comandada por Manuel Guerrero y Zerón, un jefe valiente y con servicios distinguidos.

Componían su dotación 15 oficiales y pilotos y 300 marineros. En el transcurso de su quinta campaña fondeó en el puerto de Tolón, el 17 de mayo de 1798. Allí sus tripulantes vieron anclada la flota francesa que se aprestaba a invadir Egipto, compuesta por 20.000 hombres embarcados en cientos de transportes que debían ser escoltados por 15 navíos, 14 fragatas y 72 naves de guerra menores.

Los oficiales del buque español, entre ellos San Martín, tuvieron la oportunidad de visitar a Napoleón Bonaparte. En su sexta y ultima campaña, la “Santa Dorotea” se hallaba averiada, y fue alcanzada y batida por el navío inglés “Lion”, luego de una heroica resistencia favorablemente comentada por el jefe enemigo.

La “Santa Dorotea” fue la escuela marinera de San Martín: en ella mandó a un centenar de soldados de infantería, libró tres combates y sintió el poderío naval de la flota inglesa

Todos los conocimientos que adquirió San Martin en su época naval influyeron grandemente en su formación militar, inculcándole una mentalidad naval, tan poco corriente en los oficiales del Ejercito, que le permitiría, años más tarde, acometer con éxito la campaña de liberación de Perú.

Fuente: sanmartiniano.gov.ar - Laurio H. Destefani
Publicar un comentario