martes, 15 de noviembre de 2011

Reservistas del Ejército

Nuevo sistema de instrucción

Los objetivos básicos guían los planes del Departamento de Reservas del Ejército Argentino para el presente año. El primero es el completar los cuadros de organización dentro de las unidades y el segundo es mantener e incrementar la relación del Ejército con al Reserva y, a través de ella, con la comunidad.

A través de la Directiva del Jefe del Estado Mayor General del Ejército Nº 872/08 se reglamentó el funcionamiento del Sistema de Reservas del Ejército Argentino.

La mencionada directiva crea un nuevo sistema de instrucción diferente del actual y prevee, además de cursos, la creación de elementos de dimensión variable (Compañías, secciones o grupos) y en primera instancia, cada cuerpo tiene la responsabilidad de su implementación dentro de su jurisdicción. Los reservistas se incorporarán voluntariamente a estas compañías a los fines del adiestramiento.

La incorporación durará un año y se materializará en 30 días de instrucción anual, conformados por dos sábados al mes y una incorporación de 10 días en un ejercicio. Se ha definido la situación legal del Reservista:

El hombre adquiere estado militar mientras está incorporado y tal incorporación se efectiviza desde el instante que ingresa a la unidad militar, para recibir instrucción, hasta que se retira de la misma.

Esta incorporación se materializa por orden del día y durante el tiempo que permanece en el cuartel. Se mantiene la exigencia del seguro pero esta responsabilidad, así como el pago del mismo, corresponde a la Fuerza.

La revisación médica correrá por cuenta de Sanidad Militar, una vez al año. A los fines de instrucción y adiestramiento la Reserva se divide en tres grupos. Grupo 1: Oficiales, suboficiales y tropa que conserve su aptitud operacional y física y que cuenten con la siguiente relación edad y grado: Subteniente (hasta 36 años) Teniente (hasta 41) Teniente 1ro (hasta 47) Capitán ( hasta 53) y Jefes (hasta 60 años).

Grupo 2: Oficiales, suboficiales y tropa que excedan las edades requeridas en los puntos anteriores, se realizarán acciones de integración: Difusión Institucional, Jornadas de Actualización, Cursos Teóricos, invitaciones para participar en actos y ceremonias militares y toda otra acción conducente a mantener el vínculo institucional y el sentido de pertenencia a la Fuerza. Se consigna que si algún reservista desea actuar en otra categoría, aunque se encuentre en condiciones de edad para otro grupo, podrá hacerlo, previa solicitud fundada. Mucho se ha logrado, pero es solo el principio.

Afortunadamente se cuenta con hombres y mujeres dispuestos a dar generosamente su tiempo para capacitarse en la Defensa de la Nación. Es importante también, buscar los caminos para incrementar la capacidad científica y técnica de la Fuerza, canalizando aportes de las profesiones, aptitudes y experiencias civiles de los reservistas. La tarea es larga, pero el objetivo es claro, se debe proporcionar a nuestras Fuerzas Armadas suficientes reservas en actitud y en aptitud para ser rápidamente convocadas, pues contar con ello permitirá mejorar la imprescindible capacidad disuasiva y defensiva de la Nación.

Fuente: soldadosdigital.com
Publicar un comentario